Dientes saludables en familia

Dientes saludables en familia

Una tarea básica para todos los integrantes de la familia es lavarse los dientes, técnica que se debe aplicar cada vez que comemos, su objetivo es deshacerse de la placa bacteriana, evitando sustancias ácidas que pueden acabar con la dentina. Recuerda siempre que prevenir problemas dentales es mucho más sencillo que curarlos. Para complementar el cepillado, te recomendamos usar lo siguiente:

  1. Enjuague bucal

Podemos encontrar ricos en flúor, para la prevención de la caries, especialmente eficaces durante la calcificación del diente. Otros enjuagues están específicamente indicados para combatir y eliminar la placa bacteriana o la halitosis (mal aliento). 

  1. Hilo dental

Su uso correcto  elimina la placa y las partículas de comida de lugares que el cepillo dental no puede alcanzar fácilmente.

En bebés y niños.
Existen ciertos hábitos muy comunes que los padres deben evitar en sus hijos, algunos ejemplos son:

· Endulzar el chupón, ya sea con miel o azúcar.
Puede generar numerosas caries infantiles

· Chuparse el dedo.
La presión deforma la arcada dentaria superior.

· Darles la comida triturada
Es necesario ejercitar los músculo de la cara y lengua a través de la acción de morder (además de estimular la encía).

Adultos mayores.
Son especialmente propensos a diversos trastornos bucales, como la sequedad en la boca, que se debe prevenir consumiendo muchos líquidos (evitando bebidas azucaradas), no únicamente agua pura sino también alimentos con caldos. Si se utiliza una próstesis dental, lo recomendable es mantenerla limpia y ajustada, esto evitará manchas, mal aliento e inflamación en las encías.

Con el paso del tiempo, las encías se retraen y las raíces quedan expuestas generando hipersensibilidad, así que te recomendamos el uso de una pasta dental especial para esto, pide al dentista que te recomiende alguna.

Cuida tu corazón.
Además de una gran sonrisa, existen múltiples beneficios al mantener una buena higiene bucal que realmente no tenemos en cuenta y pueden marcar una diferencia en nuestra salud a corto y largo plazo.  Un ejemplo de esto es un estudio realizado por los investigadores del University College London, éste afirma que la inflamación en el organismo (incluyendo boca y encías) juegan un importante rol en el proceso de obstrucción de las arterias, lo que reduce el riesgo de enfermedades del corazón. “Nuestros resultados confirman y respaldan la asociación sugerida entre la higiene oral y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares”, afirman los investigadores.

s